Impacto Forrajero

La brecha entre biotipos de sorgos forrajeros: ¿Sudán o Fotosensitivo?

Descargar
Tiempo estimado de lectura: 4:00 minutos

La historia ganadera Argentina nos muestra que el productor históricamente asoció al sorgo forrajero con un producto barato, y bajo ese concepto ha instrumentado todos los medios a su alcance para invertir lo menos posible. Cabe preguntarse: 

¿es barato, o lo barato sale caro?

Para dar por tierra con ese interrogante que tanto da vueltas en nuestra mente a la hora de invertir en sorgo, simplemente debemos conocer cuál es la inversión a realizar y cuál es la producción que podemos esperar a partir de esta. 

En definitiva, lo que nos interesa conocer es cuantos kilogramos de carne o litros de leche vamos a poder generar por hectárea de sorgo forrajero.

El primer paso, es elegir la fecha de siembra adecuada para la zona y un lote limpio de malezas de difícil control. Ya que, de otra manera, estaremos limitando desde el inicio la productividad del cultivo, independientemente del biotipo elegido.  

En segundo lugar, debemos definir cuál es la inversión a realizar según el biotipo. En esta instancia, la combinación de insumos y labranzas puede variar de un ambiente a otro, pero poniendo todo en la cuenta (incluida labranza superficial: muchas veces necesaria para acomodar pisoteos invernales), en la tabla 1 vemos que la inversión por hectárea no difiere demasiado entre elegir hacer uno u otro biotipo, si es que apuntamos a lograr un cultivo productivo. 

tabla 1 - costo de producción de sorgos para pastoreo

Una vez definido lo anterior, en general podemos decir que la gran diferencia entre Sudán y Fotosensitivo, radica en que los primeros son sorgos de 70-80 días a floración y por ende tienden a encañar más rápido; mientras que los segundos son sorgos de más de 120 días a floración lo que hace que se mantengan por más tiempo en estado vegetativo (tardan más en encañar); Miller and Stroup (2015).

En ello radica el impacto en calidad, ya que el sorgo forrajero reduce su calidad drásticamente con el avance en la madurez; por ende, cuanto más tarde en encañar, más calidad potencial podremos obtener en cada pastoreo. 

La diferencia esta en que uno encaña más rápido que el otro.

DEL DICHO AL HECHO

La figura 1. describe como en estados inmaduros (barra celeste) encontramos baja proporción de materia seca (MS), baja fibra, alto contenido proteico y alta digestibilidad; y en la medida que avanzamos en madurez, sube la fibra, bajan compuestos solubles y por ende baja la digestibilidad en sorgo forrajeros (en graníferos eso puede compensarse con el almidón que se acumula en grano).

Figura 1: calidad de sorgo

Esta característica diferencial entre materiales impone un gran desafío a la hora del pastoreo, teniendo que monitorear con mayor atención un Sudán para evitar la encañazón que a un Fotosensitivo. Estos últimos, por tener mayores tasas de crecimiento, normalmente reducen la frecuencia entre pastoreos, en otras palabras, necesitan menos días para alcanzar la altura de pastoreo objetivo para volver a ingresar al lote. 

Un sorgo Sudán requiere de una mayor atención para evitar el encañazón. 

Evaluaciones recientes realizadas en el Est. “El Encuentro”, comparando sorgos forrajeros sembrados 20/11/19, pastoreados cuando cada biotipo alcanzo los 50/60cm de altura, muestran que los materiales Fotosensitivos superaron ampliamente a los sorgos Sudán en cuanto a tasas de crecimiento (101 vs 57 kgMS/ha/día, respectivamente), generando no sólo más kgMS/ha disponible en cada uno de los 4 pastoreos realizados, sino, también, más kgMS/ha de producción total (Figuras 2 y 3).

Figura 2

figura 3

Anteriormente, se realizaron evaluaciones en el mismo establecimiento en las que se comparó la producción de carne lograda con novillos en terminación durante el verano sobre sorgos Sudán (imagen 1) y Fotosensitivo (imagen 2), muestran un diferencial en ganancia de peso y un mayor número de pastoreos a favor del biotipo Fotosensitivo (tabla 2).  

   

 

Un sorgo con mayor relación hoja: tallo como el de la imagen 2 estaría representado en la figura 1 por las barras azules, o sea menos componentes fibrosos y más solubles, por ende, mayor digestibilidad.


Para finalizar y responder la pregunta: ¿es barato, o lo barato sale caro?

Podríamos resumir que las evidencias aquí presentadas muestran que, con un manejo adecuado, con especial foco en la siembra (fecha, lote, paquete tecnológico), la inversión/ha a realizar no difiere demasiado (> en 14 USD para Fotosensitivo, tabla 1). 


Sin embargo, la producción diferencial a favor de los materiales Fotosensitivos, sean destinados a la producción de carne o leche, representaría un ingreso potencial que pagaría muchas veces ese diferencial. 

cuadro

Simplemente si consideramos los resultados presentados en la tabla 2, un extra de 99 kg/ha (429kg/ha – 330 kg/ha) en esa categoría representaría 132 US/ha, casi 10 veces el diferencial en inversión.


Mientras que si tomamos los casi 6000 kgMS adicionales producidos por el Fotosensitivo a lo largo de 4 pastoreos (Figura 3) y de ello consideramos ser capaces de transformar sólo un 50% en leche, estaríamos hablando de 3000 lts de leche adicionales/ha que a valores actuales representarían 680 USD. casi 50 veces el diferencial en inversión.

cuenta

En resumen, y para finalizar, cuando hablamos de sorgo, ¡lo barato puede salir muy caro!

Leandro O. Abdelhadi, Méd. Vet., M.Sc.
Referencias

Abdelhadi LO. 2011. Invernada intensiva de base pastoril: análisis de las variables que más impactan en el resultado económico. Presentado en: XX Jornadas ganaderas de Pergamino, Sociedad Rural de Pergamino. 14 de Julio.
Collett IJ. 2004. Forage sorghum and millet. AgFact P2.5.41, third edition. District Agronomist, Tamworth-Australia. 13pp.
Miller FR and JA Stroup. 2015.  Growth and management of sorghums for forage production. In: Proceedings, National Alfalfa Symposium, 13-5 December, 2004, San Diego, CA, UC Cooperative Extension, University of California. 10pp.
 
 

Añadir nuevo comentario

2,718 visitas

Compartir

¿Qué te pareció?